DEL CONFLICTO A LA ESPERANZA II

Don Antonio, destapó los fiambres y empezó a repartirlos, yo seguía montada en la mula, la mirada perdida y la mente puesta en el remolino chupamanchas que habíamos acabado de pasar, Laura P e Iván comenzaron a decirme que me bajara pues, pero yo no les respondía. Don Antonio, se acercó, me despegó las manos de la rienda , los pies de los estribos y me obligó a apoyarme en

Continue reading…