Eventos que están De Boca En Boca

Eventos en Medellín

niños e historias

¡ENSÉÑALE A UN NIÑO A NARRAR UNA GRAN HISTORIA!
 
Esta actividad es muy repetida en la escuela, e incluso muchos chicos realizan esta actividad de manera espontánea en su tiempo libre.
Creando y contando historias, cada chico aprende a organizar sus pensamientos y a utilizar el lenguaje no verbal, simultáneamente se comunica tácita y expresamente con los lectores de varias formas. Crear cuentos también ayuda a los niños a leer mejor y a entender más fácilmente las historias creadas por otros.
¿Qué tan divertido puede ser?
Escribir una historia también puede parecer un reto, incluso para los adultos, por el sólo hecho de familiarizar al niño con el cómo los autores crean otras historias y de qué partes éstas están compuestas. Por eso como padre, hermano, amigo o acudiente, debes apoyarlos con indicaciones gráficas o escritas que les inspire a pensar en ideas para crear cuentos y así empoderarlos con la planeación antes de que comiencen sus escritos o sus historias ilustradas, de esta manera les estarás ayudando a crear a partir de su imaginario creativo.
¿Qué hacer?
1) Lean historias juntos, especialmente de noche, háblales de los autores y enséñales cómo pueden comprender mejor cada historia.
Léele y por momentos detente y haz predicciones de acuerdo a la lógica de tu pensamiento, con esto les estás transmitiendo de a poco como crean otros autores y cómo deducir ciertas cosas.
2) Al finalizar cada cuento, repasa las diferentes partes que lo componían y hazles preguntas: ¿cómo inició? ¿cuál fue el problema? ¿cómo se resolvió? ¿quiénes eran los personajes? ¿qué te gustó y qué no? etc.
3) Una vez leídas un par de historias, háblale de cómo él podría crear una similar, que sea de su autoría, con sus posibles variaciones.
4) Si vez que las historias que le compartes no sirven de inspiración, deberías probar con varios inicios, ejemplos: “Un día me desperté y descubrí que mi perro me podía hablar…” y es ahí donde descubres si el chico se atreve a decir que pasa después. Del mismo modo encontrarás ejemplos de inicios si los pones a trabajar con imágenes de manera que ellos mismos participen desde la creación de los escenarios hasta de los personajes, en el vínculo relacionado se comparten sugerencias de cómo lograrlo.
5) Una vez el chico elige un tema, él mismo crea el story board (la historia en cuadros), lo cual les ayuda a organizar los eventos en un orden tal que permite elegir el orden de las imágenes, es como un tipo de cómic.
6) El trabajo con imágenes se hace grandioso cuando le ayudas a establecer con las imágenes los principales eventos incluso usando notas adhesivas que lleven un hilo conductor de la narración.
7) Con el orden definitivo de la historia y enriquecido de imágenes, hazle varias preguntas relacionadas con las imágenes, hiladas con cada párrafo para que el cuente cada parte de la historia.
8) Pídele que te cuente la historia, détenlo en ocasiones y hazle preguntas mientras te lee lo que tiene escrito, dale méritos para que llene las partes de la historia que quizás aún tengan vacíos con detalles que puedan ayudarle.
9) Una vez te leyó la historia y corrigió algunos elementos en ella, ha finalizado su versión del cuento que a la vez está ilustrado tal cual como un libro, pídele que redondee con un título o nombre para la historia y si te queda posible, encuadérnalo para que su primera producción quede para la prosperidad.
Información tomada de
Imagen tomada de
http://entrepadres.imujer.com/4978/herramientas-modernas-para-la-crianza-de-los-hijos